¿Cuándo pasar de una cuenta demo a una cuenta real?

by Omar

¿Cuándo pasar de una cuenta demo a una cuenta real?

Hay que aceptar algo, de una vez por todas, para poder comenzar con el tema que nos compete aquí: aunque podamos desearlo con todas nuestras fuerzas, no existe una única respuesta correcta para esta pregunta; cada trader es diferente y, por ello, requerirá de un conjunto distinto de criterios para dar ese importante salto a una cuenta real.

Como muchos decimos cuando no hay solución: ¡Ni modo!

Sin embargo, hay que decirlo también, lo verdaderamente importante es que comprendas cuáles son estos criterios que debes considerar para tomar una decisión tan personal y tan relevante como ésta. De esto trata este artículo.

Entonces, sin más preámbulos, comencemos (estoy casi seguro que va a terminar siendo un artículo un poco extenso pero, te aseguro, vale la pena que te quedes conmigo hasta el final):

Tu comprensión acerca de las cuentas demo

En otras palabras, sí entiendes qué es una cuenta demo, ¿verdad? A lo que me refiero es: sí sabes que hay diferencias muy significativas entre una cuenta demo y una real, ¿no?

“Pues que en una operas con dinero de mentiras y en otra lo haces con dinero de verdad”, me reclamarán algunos. Bueno… pues sí; pero, créeme, ¡eso es sólo la punta del iceberg!

Una cuenta demo es una cuenta para operar en el entorno de trading más seguro y amigable posible.

Primero, es un entorno seguro porque efectivamente tu dinero está a salvo en tu cuenta bancaria o debajo de tu colchón mientras que acá operas con dinero ficticio; esto, por supuesto, promueve un ambiente propicio para el aprendizaje.

Es como cuando el aprendiz de piloto vuela un avión en un simulador o como cuando el aprendiz de cirujano abre un cuerpo sin vida; no hay riesgos de perder la vida en un accidente aéreo simulado o de asesinar al muerto en el quirófano.

Segundo, es un entorno amigable porque todas las condiciones están diseñadas para que tu experiencia sea grata. Recuerda que ésta es la manera en la que los brokers pueden demostrarte las bondades de su servicio porque, a final de cuentas, ellos quieren convencerte que son tu mejor opción para abrir una cuenta real (¡acuérdate que ése es su negocio!); por implicación, los defectos de su servicio difícilmente serán evidentes para ti en la experiencia demo.

Es como cuando Pancho está tratando de convencer a Lola de que ella le ofrezca una prueba de su amor… La va a cortejar, le traerá flores, le llevará serenata, la consentirá… Si el interés de Pancho es genuino (e independientemente de que sólo sea un interés temporal) no se va a permitir eructar el abecedario frente a ella, no le va a decir que con ese vestido se ve gorda y tal vez hasta le diga que sí le gusta bailar aunque no sea cierto. ¿Me sigues?

Sin embargo, el hecho de que una cuenta demo sea “amigable” no significa necesariamente que tu experiencia en una cuenta real con el mismo broker vaya a ser exactamente igual -como la experiencia dentro de la cabina del avión real no será igual a la del simulador, como la experiencia de operar a un cuerpo con vida no será igual a la de operar a un muerto, como la experiencia de estar con Pancho después de diez años de casados no será igual a la de dos semanas de novios… ¿me explico?

Por ejemplo, ¿te has dado cuenta de que los brokers tienen servidores demo y servidores reales? En términos generales, esto significa que los datos (el llamado data feed) es diferente para los dos tipos de cuentas; en otras palabras, los precios que ves en una plataforma demo no necesariamente son los mismos que los que se ven en una cuenta real con el mismo broker. ¿Por qué? Sigue leyendo…

Generalmente, en una cuenta demo la ejecución siempre es instantánea: en el momento en el que el precio alcanza los criterios de una orden (al market o pendiente, no importa) ésta es “llenada” y ejecutada en el acto.

Pues en una cuenta real puede no ser así bajo ciertas circunstancias: por ejemplo, en una orden al market pueden ocurrir los nada agradables re-quotes, es decir, cuando el broker te informa en tiempo real que el precio que solicitaste ya no está disponible y te ofrece un precio diferente -y unos segundos para decidir si lo tomas. En una cuenta demo, un re-quote es sencillamente improbable.

En una cuenta real también pueden ocurrir los temidos slippages, que es cuando el precio parece “saltar” tus niveles y ejecuta tus órdenes en el siguiente precio disponible, usualmente en momentos de baja liquidez pero presumiblemente en cualquier otro instante, sin aviso ni advertencia. En una cuenta demo, un slippage parece ciencia ficción.

En una cuenta real, el tamaño y variación de los spreads puede tener un comportamiento muy diferente a los que se perciben en una cuenta demo. Esto, naturalmente, es muy relevante al momento de hacer los cálculos propios de tus sistemas de risk/money management porque, para el momento en el que te cambias a una cuenta real, seguramente (o idealmente) ya tienes tus rutinas muy bien establecidas y tendrás que ajustarlas un poco a partir de tus primeras observaciones en el nuevo entorno.

¿Piensas que todo esto es demasiado? Espera un poco… apenas estamos calentando para los dos siguientes apartados.

Tu comprensión acerca del mercado

Esta sección parece obvia y aún voy a mencionarla para poder desglosar algunos elementos que yo considero esenciales.

No abras una cuenta real:

  • Si no comprendes profundamente cómo funciona el mercado Forex y cómo se obtiene dinero en este negocio.
  • Si no comprendes profundamente las características de este mercado y las peculiaridades de su operación.
  • Si no tienes conocimientos básicos de al menos una clase de análisis técnico y alguna comprensión acerca del análisis fundamental y del sentimiento del mercado.
  • Si no sabes elaborar un plan de trading completo.
  • Si no has determinado el tipo específico de trader que eres (o que quieres ser) y las implicaciones de ello: day trader, swing trader, position trader, etc.
  • Si no sabes elaborar un backtest y evaluar formalmente métodos de trading a través de criterios básicos como el win ratio, el risk/reward y la expectancia.
  • Si no tienes por lo menos un método de trading debidamente evaluado a través del tiempo, es decir, un sistema claro e inequívoco para identificar entradas, stops y targets y para manejar posiciones abiertas o pendientes.
  • Si no comprendes plenamente cuál es el concepto de trading que sustenta a tu método y las hipótesis que estás operando: seguimiento de tendencia, trading de bandas, trading de valor, trading intermarket, trading fundamental, trading de temporada, arbitraje, carry trading, etc.
  • Si no tienes por lo menos un sistema de manejo del riesgo y uno de manejo del dinero, ambos formalmente evaluados, y si no comprendes perfectamente los elementos básicos de éstos, como el riesgo por posición, el calculo del tamaño de las posiciones, el apalancamiento, el margen, el escalamiento de posiciones, el risk/reward, la expectancia, etc.
  • Si no tienes criterios y reglas bien definidas para enfrentar condiciones típicas de la operación, como la correlación, los anuncios económicos, el uso de distintos timeframes, el hedging, la influencia de otros mercados financieros, los conflictos de señales, etc.
  • Si no tienes completo control sobre la plataforma de trading que utilizarás con la cuenta real.
  • Si no conoces los criterios básicos para elegir al broker que se adapta mejor a tus requerimientos específicos y comprendes plenamente las condiciones operativas que te puede ofrecer, como las condiciones de ejecución instantánea, de spreads fijos o variables, de margen, slippages, re-quotes, tasas de rollover, apalancamientos disponibles, margin calls, instrumentos financieros, tamaños de cuenta, comisiones, limitaciones, horarios, atención al cliente, otros servicios, etc.
  • Si no tienes criterios inequívocos para calcular el capital que puedes destinar para abrir tu cuenta real y un plan de depósitos/retiros a lo largo del tiempo.

Lo sé, lo sé. Parece mucho.

Sin embargo, si lo piensas, es muy probable que éstas sean las razones por las que el 95% de los traders de divisas pierden dinero todos los días. Es cuestión de decidir si se lo dejas a la suerte o prefieres ocuparte profesionalmente de tu negocio.

Y aún hay un apartado más…

La consistencia que eres capaz de tener

Muchos apelan a la consistencia como uno de los criterios ineludibles para determinar si ya estás listo para dar el salto a la realidad del trading.

Sin embargo, se nos debería antojar la pregunta: ¿consistencia en qué?

La mayoría de traders con vasta experiencia te van a decir que debes ser consistente en tus resultados en una cuenta demo por lo menos durante 6 meses consecutivos.

El problema de aspirar a una consistencia en resultados, pienso yo, es que éstos no sólo están determinados por la habilidad del trader sino que también dependerán de las condiciones espeíficas del mercado. A lo que me refiero es que alguien podría tener un extraordinario sistema de trading para operar 11 meses del año y solamente por un mes malo postergar la apertura de su cuenta real o incluso pensar que hay algo que no está haciendo bien.

Entonces, yo suelo proponer a mis alumnos algo diferente:

Cuando ya cuentas con todos los elementos enlistados en el anterior apartado, para abrir una cuenta real deberías ser capaz de ser consistente en la ejecución perfecta de tu plan de trading en tu cuenta demo durante por lo menos 6 meses consecutivos, independientemente de que tengas buenos resultados durante ese tiempo.

Se supone que, para este punto, ya tuviste tiempo de evaluar formalmente tu sistema de trading y ya sabes que, al menos en el largo plazo, este sistema te va a generar dinero, ¿no? Entonces, no importa que en estos 6 meses no hayas obtenido dinero consistentemente en tu cuenta demo; lo importante es que ya te demostraste que puedes ejecutar tu plan de trading con consistencia granítica durante este tiempo y a pesar de cualquier contrariedad u obstáculo.

Para terminar…

De hecho, esto no es garantía de que en una cuenta real vayas a tener éxito. Lamentablemente no es así.

No hay garantías de que un estudiante de medicina vaya a tener éxito como cirujano aunque haya practicado durante años con cuerpos sin vida; no hay garantías de que un aprendiz vaya a tener éxito como piloto aviador aunque haya volado miles de horas en un simulador.

¿Por qué? Porque aún van a haber diferencias muy importantes, algunas operativas y otras a nivel psicológico, que tendrás que aprender y resolver con el paso del tiempo.

Lo que haces con tu cuenta demo -y con todo lo que he expresado en este artículo- es simplemente aumentar las posibilidades de tener el éxito que esperas como trader y probarte a ti mismo que sí puedes seguir tu plan de trading con consistencia. (¡Tweetéame!)

Si quieres conocer otros elementos que están determinando tu éxito como trader de divisas, te recomiendo ver esta clase gratuita.

Me dará mucho gusto conocer tus opiniones y responder a tus dudas. Déjame abajo tu comentario.

Saludos,
Omar.

 

{ 10 comments… read them below or add one }

robinson martinez

tus palabras llegan a donde deben llegar, muchos queremos soñar con la manera de ganar dinero rápido, pero no nos damos cuenta de la necesidad de saber aprender,,, gracias

Reply

Omar

Totalmente de acuerdo, Robinson. Muchas gracias por dejarme tu comentario.

Reply

Cipriano Vargas

muy buen articulo, completo y totalmente de acuerdo… siempre he dicho la vida del trader es dificil pero trae buenas recompensas…

Reply

Omar

Gracias, Cipriano, por tomarte el tiempo de leer el artículo y por dejarme tu comentario. ¡Saludos!

Reply

Ricardo

Omar muy buen articulo , definitivamente el cambio a real es un paso importante , definitivamente nada comparado con la Demo , creo que te falto un punto , el amor por nuestro Trabajo! Creeme que ser trader de divisas es lo mejor que me ha pasado en la vida, saludos desde México.

Reply

Omar

Me da mucho gusto que disfrutes de esta actividad, Ricardo. Te mando otro saludo desde el mismo lugar. :)

Reply

david

muy bueno mea hecho retroceder de un milimetro de meter la pata gracias omar saludos de españa

Reply

Omar

Gracias a ti, David. Te mando un saludo.

Reply

carlos

excelente muy bien explicado y muy tenebroso el camino que nos espera. Dios lo bendiga hermano

Reply

Omar

Muchas gracias por leer, Carlos. Te envío saludos.

Reply

Leave a Comment