El Más Grande Secreto del Trading de Divisas

by Omar

El Más Grande Secreto del Mercado de Divisas

Siempre que me invitan a impartir un curso, a dictar una conferencia o a participar en un webinario, los traders -novatos y “profesionales” por igual- me hacen exactamente la misma pregunta. Quiero decir: formulan decenas de preguntas diferentes pero, en el fondo, todas ellas son la misma cuestión y todas ellas implican justamente lo mismo. La pregunta obligada, la que todos tienen en mente y la que se mueren por resolver es: ¿Cuál es el secreto del éxito en la operación de divisas? Curiosamente, sí tengo la respuesta.

Las Preguntas Clásicas y su Cruda Implicación

Quiero comenzar esta exposición haciendo un breve pero ilustrativo listado de las clásicas preguntas que me hacen todo el tiempo. Cuando estoy dando clases, cuando dicto conferencias, cuando me entrevistan… vaya, en los correos electrónicos que recibo diariamente es normal que me hagan alguna de las siguientes preguntas.

Y deseo empezar por aquí porque es muy probable que tú también hayas tenido o tengas estas preguntas en la cabeza, ansiando una respuesta sensata y que te ofrezca una verdadera guía para continuar con tu desarrollo como trader. Entonces, esto te interesa.

Por falta de espacio, no puedo enunciarlas todas; pero no importa realmente porque su estructura es exactamente la misma. Verás.

Las preguntas clásicas de los traders son del siguiente tipo:

¿Cuál es el mejor…?

En general, los traders quieren saber cuál es el mejor X o la mejor Y.

¿No me crees? Pon atención:

¿Cuál es el mejor par?
¿Cuál es el mejor horario?
¿Cuál es el mejor timeframe?
¿Cuál es la mejor estrategia?
¿Cuál es el mejor indicador?
¿Cuál es la mejor entrada?
¿Cuál es el mejor lugar para el stop?
¿Cuál es el mejor lugar para el target?
¿Cuál es el mejor broker?

¿A poco no has tenido este tipo de preguntas alguna vez?
Y el que se sienta libre de pecado…

Por favor, no me malentiendas. No estoy diciendo que estas preguntas tengan algo esencialmente malo ni mucho menos. De hecho, debido a la naturaleza de este negocio, es perfectamente admisible que los traders tengan estos cuestionamientos taladrándoles la cabeza de vez en cuando -o con una frecuencia intolerable.

Lo más importante no son las preguntas en sí mismas ni tampoco, lo prometo, las respuestas posibles.
Lo más importante es lo que estas preguntas dicen de ti…
Pon toda tu atención.

Todas estas preguntas implican que sabes aún menos de lo que crees. (¡Tweetéame!)

¿Por qué?

Porque todas estas preguntas implican que, de hecho, existe lo mejor: el mejor par, el mejor horario, el mejor timeframe, la mejor estrategia, el mejor indicador, la mejor entrada, el mejor stop, el mejor target, el mejor broker… y esto (lo siento mucho) ¡es absurdo!

Y por eso la llamo “la cruda implicación”.

Ahora, ¿por qué digo que es absurdo?

Porque la pregunta correcta que deberías formularte, en todo caso, es: “¿Cuál es el mejor… para mí?”
Y eso, querido trader, ¡sólo lo podrías saber tú!

Observa:

¿Cuál es el mejor par para mí?
¿Cuál es el mejor horario para mí?
¿Cuál es el mejor timeframe para mí?
¿Cuál es la mejor estrategia para mí?
¿Cuál es el mejor indicador para mí?
¿Cuál es la mejor entrada para mí?
¿Cuál es el mejor lugar para el stop para mí?
¿Cuál es el mejor lugar para el target para mí?
¿Cuál es el mejor broker para mí?

¿Notas la diferencia? ¡Espero que sí!

El colmo, por supuesto, es que la gran mayoría de traders tampoco tienen ni la más pálida idea de cómo responder a estas preguntas.
¿Por qué? Ya sé que lo digo ad nauseam pero lo repetiré de cualquier manera:

Porque para ello necesitan tener una comprensión profunda acerca del mercado y, por supuesto, acerca de sí mismos y de lo que están haciendo al operar.

Y eso, en la inmensa mayoría de los casos, es demasiado pedir.

 

¿Quieres un ejemplo? De acuerdo.

Consideremos la pregunta “¿Cuál es el mejor par para mí?

Ni yo ni nadie puede saberlo. Tú eres el que está en una mejor posición para responder a esta pregunta y esto dependerá de tus conocimientos sobre el mercado y sobre ti mismo.
Específicamente en este ejemplo, deberías saber que cada par tiene una personalidad única y que deberías realizar esta valoración en función de tus sistemas para operar.

Exploremos algunos casos sencillos:

  • Frecuencia vs. Costo: si la frecuencia de tus operaciones es alta, seguramente preferirás pares con un costo de operación bajo; si la frecuencia de tus operaciones es baja, muy probablemente no te importará operar pares caros.
  • Potencial y Duración vs. Rango Diario y Volatilidad: si el potencial que esperas de una orden cualquiera es muy elevado y también esperas que éste se logre en poco tiempo, es muy probable que te convengan pares con rangos diarios amplios y con una volatilidad grande y constante; si el potencial que esperas es bajo o no te preocupa la duración de la posición, quizás te sientas cómodo operando pares con rangos diarios reducidos o con una volatilidad baja.
  • Tipo de Trader vs. Liquidez: si eres un day trader, muy probablemente necesitas pares líquidos; si eres un position trader, seguramente puedes operar pares exóticos sin problemas.
  • Y un largo etcétera…

¿Me sigues?
Sólo tú conoces tus sistemas (métodos, sistemas de manejo de riesgo, sistemas de manejo de dinero, etc.) y, por ello, sólo tú puedes responder a esta pregunta.

 

Quieres otro ejemplo, ¿verdad? OK. Uno más:

Consideremos la pregunta “¿Cuál es la mejor estrategia para mí?

Nuevamente, ni yo ni nadie puede saberlo. Tú eres el que está en una mejor posición para responder a esta pregunta y esto dependerá de tus conocimientos sobre el mercado y sobre ti mismo.
Específicamente en este ejemplo, deberías saber que cada estrategia está avalada por un concepto de trading, es decir, por un conjunto de hipótesis acerca del mercado que le dan sentido a la estrategia; por ello, deberías realizar esta valoración en función de tus propias creencias para que operes lo que te parece lógico y congruente contigo.

Exploremos algunos casos sencillos:

  • Seguimiendo de la tendencia: ¿crees que “tu mejor amigo es la tendencia”? Quizás quieras definir criterios inequívocos para identificar la tendencia y operar a favor de la que detectes en el timeframe que estás analizando; ¿crees que además puedes predecir  los techos y los pisos absolutos? Quizás quieras operar en contra de la tendencia que hayas identificado en el timeframe que estás analizando con un sistema de manejo del dinero que aspire a potenciales enormes, aceptar que tu win ratio será muy bajo y tener un manejo sumamente estricto de tu riesgo.
  • Trading de Valor: ¿crees que puedes identificar los momentos en los que un mercado está sobrevaluado o subvaluado? Quizás quieras definir criterios inequívocos para identificar estas condiciones; operar a favor del valor esperado y elegir tus salidas en función del valor opuesto.
  • Trading de Bandas: ¿crees que puedes identificar las consolidaciones y las zonas en las que el precio está contenido en estos periodos? Quizás quieras definir criterios inequívocos para identificar las bandas y operar todas las reacciones hasta que el mercado te demuestre lo contrario.
  • Y un largo etcétera…

¿Me sigues?
Otra vez diré: Sólo tú conoces tus sistemas (métodos, sistemas de manejo de riesgo, sistemas de manejo de dinero, etc.) y, por ello, sólo tú puedes responder a esta pregunta.

Espero haber ejemplificado adecuadamente mi tesis.

Y aún, no te he dicho el gran secreto…

Ahora sí: El Más Grande Secreto

Si te lo hubiera dicho desde el inicio de este artículo, quizás te habrías decepcionado. Sin embargo, tras la explicación y los ejemplos previos, no debería sorprenderte lo que expondré a continuación:

El más grande secreto del éxito en el mercado de divisas… es que no hay secretos. (¡Tweetéame!)

No hay nada oculto y todo está a la vista de todos… bueno, todo está a la vista de quien quiera ver.

Quien quiera pensar que para “vencer” al mercado se necesita una estrategia secreta y nunca antes revelada, un indicador programado por un matemático de la NASA, un robot ultra-tecnológico usado por los más grandes banqueros o cualquier otro artificio similar que apele a la ingenuidad de los traders… pues, ni hablar.

Una buena parte del funcionamiento del mercado es descifrable; se puede formalizar y se pueden elaborar sistemas de operación a partir de ello. Cualquier persona que se tome el tiempo para entenderlo –para adquirir una comprensión realmente profunda acerca del mercado Forex y para acumular experiencia y aprendizajes relevantes– será capaz de hacer un negocio con esta redituable actividad.

Bien. Ya sabes cuál es el “gran secreto” desde mi perspectiva.
Si te decepcionaste, ¡bienvenido al club! Ahora, ¡ponte a trabajar!
Si ya lo suponías o lo sabías, ¡perfecto! Afina tus habilidades y pule tus conocimientos.
Cualquiera que sea el caso, no se lo digas a nadie. ¡No queremos divulgar el secreto! 😉 (Es una broma, ¡por supuesto!)

Mientras tanto, te envío saludos y te deseo una buena semana.

 

Mi Programa Educativo: Desde que fundé ForexIQ Pro he mantenido el mismo precio mensual de $29 USD por una educación formal y completa en todos los temas relevantes al trading de divisas, mis métodos, mis análisis semanales y nuestro foro exclusivo. Hay gente que gasta 100 veces más en “cursos” y todavía no ha aprendido nada. – Haz clic aquí para enterarte de los detalles.

{ 2 comments… read them below or add one }

Omar W. Fuentes

Hola Tocayo , cada dia te admiro más , en sintesis es la cruel realidad del mercado Forex , Gracias segui asi y quedo a tus ordenes ¡ ….

Reply

Omar

Muchas gracias, tocayo. Qué amable. ¡Te mando un saludo!

Reply

Leave a Comment