Tus motivos para operar son el motor de tu destino

by Omar

Es quizás demasiado obvio por qué las personas están interesadas en convertirse en traders de divisas. La respuesta al unísono de muchos, como coro griego, es: “¡¡¡¡Para ganar dinerooooooo!!!!”

Está bien. No tengo objeción alguna…

Es sólo que puedes ganar dinero de múltiples maneras, a través de miles de ocupaciones, haciendo otras cosas… podrías ser médico o contador, artesano o panadero, sacerdote o narcotraficante; podrías vender cebollas, rentar casas, prestar dinero… ¿Por qué querer ganar dinero como trader? ¿Qué te hace pensar que es una buena idea ser trader?

No me malentiendas. Claro que puede ser una buena idea ser trader y claro que es un buen negocio, eso yo lo vivo todos los días. Mi único objetivo al plantearte estos cuestionamientos es simplemente que conozcas algunas de las creencias que tienes acerca de esta actividad. Muchas de ellas probablemente son aproximadas a la realidad y/o útiles para ti… pero muchas de ellas definitivamente estarán muy alejadas de la realidad y no te servirán para nada.

Como explicábamos en el artículo anterior, muchos comienzan a operar divisas porque creen que es lo más fácil del mundo y porque creen que se convertirán en millonarios de la noche a la mañana. Lamentablemente para ellos, esas creencias están a años luz de la realidad y al final desean haber querido vender naranjas en vez de meterse al mundo del mercado Forex.

Pero ése no es el único caso: muchos traders que empiezan a aprender están movidos por la emoción y la víscera: la descarga de adrenalina que acompaña a la apertura de una posición en el mercado puede ser muy adictiva para algunos. Entonces, deciden operar divisas por el dinero pero también por la emoción inherente a ello. Esa adrenalina puede ser muy agradable en una mesa de blackjack en Las Vegas… pero no en el mercado de divisas: muchos traders quieren operar a toda costa, cueste lo que cueste, estén las condiciones del mercado como estén, sólo para tener el shot de adrenalina directo al corazón y sentir que hicieron algo… aunque pierdan hasta los calzones haciéndolo.

Como ves, mi punto es muy simple:

Las razones que tienes para operar divisas se convierten en el motor de las decisiones que tomas y, por consecuencia, van determinando tus resultados.

Por eso es tan importante darte cuenta de lo que estás considerando para decidir ser (o continuar siendo) un trader de divisas. Esas creencias van moldeando al trader que eres hoy y en el que te convertirás mañana.

Lo que me pasó a mí

Cuando yo comencé a aprender a operar tenía mis motivos muy bien definidos y quizás eso fue parte de mi desarrollo posterior:

Quise aprender, no por la posibilidad de ganar dinero; lo prometo. Después de todo, desde hace muchos años me dedico a dar clases, tengo una empresa para hacerlo, ganaba lo suficiente para vivir y lo disfruto enormemente.

Quise aprender a hacer esto porque lo vi como una oportunidad para seguir desarrollando una de las habilidades básicas de mi profesión: detectar patrones en el comportamiento humano. Sí, llámame freak, nerd o geek, pero como profesor de diversas áreas del comportamiento humano, ésta es una de las habilidades esenciales que yo he desarrollado y que continuamente enseño a mis alumnos.

Lo que pensé fue: si un gráfico es la representación del comportamiento de miles de personas en todo el mundo -eso que llaman “mercado”- y yo soy experto en detectar patrones, ¡quizás pueda hacer esto bien!

Además, los equipos de cómputo siempre han sido mi fascinación: siempre me gustó tener lo último en tecnología y realmente disfruto pasar horas detrás de los monitores. ¡Y ser trader significaba estar detrás de un ordenador y, por qué no, comprar unos 6 monitores más!

Finalmente, me enteré que este negocio podía hacerse en la madrugada. Yo siempre me he considerado como un animal nocturno: trabajo mucho mejor y con mayor concentración a altas horas de la noche (no sé si cuando era saxofonista me acostumbré a esto). El amigo que me dio mi primera clase de divisas me dijo: “¡Pues operas en el horario de Londres!” No lo podía creer: sí existía un trabajo potencialmente bien remunerado, además de ser rockero, ¡que podía realizar de 2 a 10 de la mañana!

Después de todo esto, no tenía dudas: comencé mi aprendizaje y la adquisición de mis primeras experiencias a todo vapor y con varios objetivos en mente.

Hoy en día, de hecho, sigo encontrando fascinante el poder detectar patrones en las gráficas, me sigue encantando la tecnología y me sigue gustando trabajar de noche (aunque lo haga cada vez menos).

Por muy atípico que pueda parecerte, estos tres puntos eran (y hasta cierto punto siguen siendo) móviles esenciales para que yo quisiera pasar miles de horas observando gráficas, operando en cuentas demo, adquiriendo experiencia y desarrollando el sistema de trading que utilizo hoy en día y que me hace generar lo que genero hoy. Hoy tengo otras motivaciones, por supuesto, pero funcionan del mismo modo.

Por eso digo, como título de este artículo:

Tus motivos para operar son el motor de tu destino.

Para bien… o para mal…

La tarea

Por eso es tan importante que te cuestiones:

¿Por qué operas divisas? ¿Por qué no inviertes tu tiempo en otra cosa? ¿Qué te hace pensar que ser trader es una idea conveniente para ti?

Tómate el tiempo necesario para poder hacer este trabajo de exploración y descubrimiento. Anota tus pensamientos en tu diario de trading. Es una parte importante de tu vida de trader y esto también puede ayudarte a definir con mayor precisión los objetivos que estás esperando alcanzar mediante esta actividad.

Yo espero que el descubrimiento de tus creencias, de tus móviles, de tus motivos, fortalezca tu convicción, justifique tu disciplina y clarifique el camino que tienes por delante.

Eso me pasó a mí y eso le ha pasado a todos los traders exitosos que conozco.

Corolario

Hace algunos años, uno de mis mejores amigos era responsable del equipo de seguridad que cuidaba a un grupo de monjes tibetanos que visitaron la Ciudad de México. Me cuenta que todas las mañanas los monjes se reunían para cuestionar sus creencias más fundamentales, para cuestionar los paradigmas más esenciales de su pensamiento. Mi amigo les preguntó: “¿Por qué hacen eso? ¿Para qué lo hacen?”

La respuesta que le dieron es fenomenal:

Si todos los días podemos cuestionar nuestras creencias más profundas desde diversas perspectivas y aún seguimos creyendo en ellas, lejos de debilitar nuestro modelo del mundo, lo fortalecemos.

Saludos,
Omar.

PD. Si te agradó este artículo o tuvieras alguna duda, déjame tu comentario. Será un gusto saber de ti.

{ 8 comments… read them below or add one }

Guillermo

Estimado Omar:

Como siempre un artículo genial. Si efectivamente la reflexión de los monjes tibetanos es impecable.
Yo estoy gratamente sorprendido de la diversidad de aptitudes y habilidades que tienes: músico, desarrollo humano, trainer de pnl, trader. Y en todo exitoso. Feliciades Omar.

Reply

Omar

Gracias a ti, Guillermo. Muchas gracias por leer y por tus muy amables comentarios sobre mí. ¡Mucho éxito!

Reply

Antonio

Omar, llevo casi un año aprendiendo esto del forex y francamente uno nunca termina de aprender… tus artículos y reflexiones me han dado impulso a seguir adelante… no hace mucho que recibo tus artículos… sin embargo sus contenidos son cocretos y directos!!! Felicidades y gracias por tus sabios consejos, especialmente para los traders en desarrollo.

Reply

Omar

Gracias por leer, Antonio.
Qué bueno que disfrutas del contenido del blog y, sobre todo, qué bueno que sigues aprendiendo. Muchas gracias por tus amables comentarios. ¡Te deseo mucho éxito!

Reply

Roberto Martin

Hola Omar, gracias por los mail que me envias me ayudan a aprender mas sobre forex. Soy novato y nesecito mas informacion.Saludos

Reply

Omar

Gracias a ti, Roberto, por leer los artículos.
Me da gusto saber que estás empezando tu camino como trader y, si puedo ayudarte en algo, será un placer. ¡Te deseo lo mejor!

Reply

Newtrader

Omar, hoy ha sido un día muy especial en mi vida, después de leer un escrito tuyo ” ” se desveló, más que ante mis ojos, en mi mente, algo maravilloso; mi capacidad de soñar. Este siempre había sido un punto complicado en mi vida, dado que siempre, aún sabiendo toda la teoría que lo envuelve, nunca lo había digerido realmente, tal vez, al considerarlos como imposibles, y por ende, nunca lo había puesto en práctica, aún siendo todo ello algo que incluso, en alguna época enseñé a otras personas desde la actividad que con cierto grado de éxito estaba desarrollando. Sin embargo, mi amigo, más allá de toda esa teoría nunca había podido meterlo en mi vida, en mi mente, en mi corazón y en mi alma, de la forma como hoy tú lo has logrado para mí, con el nombre de “objetivos o motivos” por los cuales quiero hacer traiding. Que claridad, que amplitud y que sencillez de conceptos, se pueden convertir en lo que hoy me mueve como un ciclón, como un motor de transbordador espacial hacia mi felicidad y la de mi familia. Gracias MAESTRO, puesto que lo que has logrado conmigo, sólo con un escrito, yo que llevo más de 50 años en esta vida y la mayoría de ellos buscando identificar mis verdaderos motivos (sueños) es algo que tiene un significado muy grande, se requiere un don muy especial para lograr impactar con tus palabras la vida de las personas, de la forma como lo has hecho con la mia.

Nunca imaginé que lo iba a lograr después de los 50, puesto que, confieso, siempre pensé que lo lograría mucho antes, sin que ésto signifique que no haya tenido un nivel de éxito aceptable ni que haya sido un fracasado, pero gracias a Dios es hoy, en mi presente, que está sucediendo, dado que hoy puedo estar seguro que no es tarde para mí y que voy a llegar a realizar mis sueños u objetivos de vida -y es que realmente ya los tengo absolutamente claros, repito, gracias a ti-. Que emocionante experiencia es la de poder descubrir que estaba equivocado, respecto de haber tenido claro, en algún momento de mi pasado, el tema de mis objetivos de vida, y lo digo así de escuetamente, dado que sólo puedes saber que los tienes claros cuando experimentas este sentimiento que parte de lo más profundo de tu cuerpo, de tu corazón, de tu ser y hasta de tu alma. Hoy lo sé y ME SIENTO FELIZ sólo con saberlo puesto que sé que pasarán miles y miles de horas de trading, de gráficos, de noticias (aunque estas al igual que las matemáticas siempre las he odiado), de señales de trading, de paciencia, de concentración y de ejecución de un detallado PLAN DE TRADING y Por suerte, con esta nueva inspiración van a parecer minutos agradables viéndolos frente al cristal de la proyección de resultados muy deseados, reales y efectivos. Me conozco bien y sé que ahora con lo que me has inspirado, voy a ser efectivo con esta actividad que me motiva y me mueve indefectiblemente hacia el EXITO,

GRACIAS nuevamente MAESTRO,

Miguel

Reply

Omar

Me haces sentir muy honrado, Miguel. Te agradezco mucho tus tan amables comentarios y te felicito por haber adquirido esta claridad acerca de lo que viene para ti. Soy afortunado por ser parte de ello y comparto plenamente tu alegría y buenos deseos. ¡A trabajar! Mientras tanto, yo estaré atento a lo que necesites. ¡Te mando un abrazo afectuoso!

Reply

Leave a Comment